Créditos de carbono

Los proyectos de Improved Forest Management (IFM), Avoided Conversion (AC) y Mine Methane Capture (MMC) dan como resultado créditos de carbono.

Los créditos de carbono son parte de la solución al calentamiento global. Un crédito de carbono es un instrumento que las personas usan para asignar un dólar comercial a una tonelada métrica de emisiones de gases de efecto invernadero para que puedan medirlo, comprarlo, venderlo y comercializarlo. Los programas de créditos de carbono son adoptados ahora internacionalmente por mercados voluntarios y de cumplimiento regulado, y los créditos se negocian en numerosas bolsas de valores mundiales. Worldwide Carbon, LLC ha estado operando en algunos de estos mercados, sin embargo, nuestro enfoque principal es producir créditos para el Western Climate Initiative Compliance Market (Mercado de Cumplimiento Regulado da Western Climate Initiative) .

IFM, AC y MMC son protocolos de la Western Climate Initiative que proporcionan un marco para medir y verificar la destrucción o secuestro de emisiones de gases de efecto invernadero y la posterior emisión de créditos de carbono.

Los mecanismos del mercado de carbono asociados con IFM, AC y MMC son simples. Se implementa un programa de secuestro de carbono en tierras forestales o en minas de carbón, disminuyendo posteriormente las emisiones de gases de efecto invernadero y generando créditos de carbono. Los créditos luego se venden a empresas para “compensar” o reducir sus emisiones de carbono a la atmósfera en otros lugares. Efectivamente, las compañías que compran los créditos le están pagando a alguien para que haga lo que no pueden hacer o no quieren hacer ellos mismos.

Beneficios de créditos de carbono- Estudio de caso

Las ventas de créditos de carbono están generando millones para las tribus mientras conservan los bosques.
por Suzette Brewer | 27 de noviembre de 2018 | Energía, punto culminante, recursos naturales |

Es una idea tan simple que casi parece demasiado bueno para ser verdad: las tribus de todo el país están utilizando sus tierras forestales para generar ingresos vendiendo créditos de carbono en el sector de comercio de emisiones de California, preservando su tierra para las generaciones futuras.

“Este tipo de proyecto se enfoca en la preservación de los recursos naturales tribales y al mismo tiempo puede obtener ingresos”, dice Bryan Van Stippen, miembro de la Nación Oneida de Wisconsin y director del programa de la National Indian Carbon Coalition (Coalición de Carbono Nacional Indígena) , “incluso si una entidad tiene una operación de tala de árboles comercial “.

California, que tiene la quinta economía más grande del mundo, lanzó en 2013 su programa “cap and trade” para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a niveles anteriores a 1990 en un 80% para 2050. Actualmente 11 tribus de Alaska a Maine han recibido la aprobación para participar en el programa.

Basado en el European Union Emissions Trading System ( Sistema de Comercio de Emisiones de la Unión Europea), promulgado en 2005 para combatir el calentamiento global, la industria del comercio de carbono de América del Norte es un sistema basado en el mercado diseñado para reducir la contaminación en la atmósfera “tapando” (o limitando) las emisiones nocivas de las compañías de combustible y otros contaminadores importantes que emiten 25,000 toneladas de dióxido de carbono por año o más. Estas compañías pueden comprar créditos de compensación de carbono de tribus y otras entidades para ayudarles a alcanzar sus objetivos requeridos.

Según California Air Resource Board (la Junta de Recursos del Aire de California), los créditos de compensación de carbono se venden en las subastas trimestrales de “cap and trade” del estado. Cada compensación equivale a una tonelada de dióxido de carbono y se vende por aproximadamente US$ 11 a US$ 14 por crédito, dependiendo de las tasas del mercado. La tribu Maine Passamaquoddy, por ejemplo, usó casi 100,000 acres de su tierra forestal para generar 3.2 millones de créditos, valorados en entre US$ 35 y US$ 45 millones que ellos utilizaran para invertir en otros proyectos comerciales.

Actualmente hay dos mercados en la industria del crédito de carbono: los mercados de cumplimiento regulado en California y las provincias canadienses de Quebec y Ontario, que se han unido para permitir a las empresas comprar créditos emitidos dentro de esas jurisdicciones; y un mercado voluntario utilizado por compañías, individuos y gobiernos que compran compensaciones de carbono.

Los mercados de cumplimiento regulados tienen ciertas restricciones y requisitos para las tribus, incluido un compromiso de 100 años y una exención limitada de su inmunidad soberana, que han disuadido a muchas tribus de participar en el programa debido a las preocupaciones sobre cómo sus necesidades pueden cambiar con el tiempo y que esto puede significar en relación con el control de sus tierras.

El calentamiento global amenaza nuestra salud, nuestra economía, nuestros recursos naturales y el futuro de nuestros hijos.